La oligarquía colombiana tiene una concepción contra insurgente de la paz

Visitas: 311

Por Agencia de prensa IPC

El director ejecutivo de la Corporación Nuevo Arco Iris, Fernando Hernández Valencia, habló con la Agencia de Prensa del IPC sobre los desafíos del proceso de paz con Colombia y aseguró que es indispensable construir una cultura de paz para evitar que la historia de violencia se repita. De igual forma recalcó que es indispensable que la paz llegue a los territorios y resuelva los conflictos de las comunidades excluidas.

No obstante advirtió que la oligarquía colombiana tiene una concepción contrainsurgente de la paz, pues su interés principal radica en sacar a las guerrillas de los territorios para abrirle paso a negocios del gran capital.

Por su parte, lo que hacen las FARC es el acuerdo de paz posible, anota Fernando Hernández, entendiendo que el país no puede seguir históricamente en la guerra y reconociendo la degradación que este prolongado conflicto ha generado.

El analista señaló que en la época del expresidente Belisario Betancur, la política de paz con las insurgencias fracasó por la acérrima oposición de sectores políticos y empresariales que terminaron influyendo en que la paz quedara reducida a una política de gobierno y no a una política de Estado como debería ser.

Aunque en otras proporciones y en otro contexto, la política de paz del presidente Santos puede correr el mismo riesgo, de ahí que Fernando Hernández haga un llamado para que la sociedad colombiana entre en proceso de transición que le devuelva la dignidad a la política y que no solo haga la transición de la lucha armada a la lucha política sino también de una democracia restringida y secuestrada por la oligarquía a una democracia más abierta y plural.