Historia

Abril 28 de 2012. En la finca San Damián en La Estrella-Antioquia, el hogar de Ancizar y Mauricio se reunieron con10 amigos más se propusieron encontrarse cada mes para pensar un proyecto de buen vivir y buen convivir entre personas LGBTI y con todos quienes sean solidarios con el respeto y la valoración de la diversidad como una riqueza colectiva.

Mayo 2012 – Mayo 2014. En nuestros encuentros identificamos la vulnerabilidad en la que las personas LGBTI envejecen, en condiciones de limitación, soledad, dependencia o enfermedad y nos propusimos abordarlas. Entendimos, con muchas idas y venidas, vueltas y revueltas, que no habría otra salida que la construcción de una economía solidaria. Le fuimos dando figura hasta darle cuerpo y aliento vital al proyecto en la figura de una “Asociación Mutual”.

Domingo, 8 de junio de 2014. Con 33 personas asociadas, hombres y mujeres, constituimos formal y legalmente la Asociación Mutual Abril San Damián. Nos dimos unos estatutos, un consejo directivo, un comité de educación y un comité de control y vigilancia. Y empezamos una nueva y nada fácil construcción.

Hoy, luego de nuestro primer encuentro y de las primeras ideas seguimos, persistentes con nuevos rostros. Con todos los requerimientos legales al día, dando primeros y firmes pasos financieros y vigilados por la Superintendencia nacional de economía solidaria.

A nuestra historia la honramos preservando estos legados fundantes:

a) Mantener el espíritu inspirador en una noche de abril y en San Damián: el abrazo y la ternura con solidaridad.

b) San Damián fue una casa hecha piedra a piedra. No por una mano sino por muchas manos. Nunca la piedra siguiente sin poner la que la antecede.

c) La Casa de San Damián es un lugar que hace visible a una pareja de iguales. Hoy tomamos la decisión política de hacer ver y oír nuestras existencias.

d) En nuestra asamblea constitutiva reconocimos que nuestro ABRIL SAN DAMIÁN será una comunidad que acoge a quienes han sido negados y negadas, invisibilizados e invisibilizadas.

e) Reconocemos la diversidad, valoramos a cada persona por lo que es, nombramos y damos vida a las diferencias.

f) En nuestro nombre enunciamos, comprendemos y delineamos una propuesta de nueva sociedad, una alternativa, una esperanza: que es posible una sociedad acogedora, solidaria, armoniosa, vivible y en paz”.

g) Mencionarnos como “Abril” nos hará memoria, en lo sucesivo, de ese abril de 2012 en el que nos dimos conversación entre dos, luego entre 3, luego entre 6 y finalmente entre 12 sobre lo que espera a la gente LGBTI en tiempos de vejez, en esta Colombia de estigmas y negaciones, de moralismos hipócritas, de construcción patriarcal, heterocentrista y binaria de la sociedad. Así escribimos en nuestras memorias de grupo:

Abril 28 de 2012: En nuestro primer encuentro, celebrado en casa de Mauricio y Ancízar en La Estrella - Antioquia, se presentó la iniciativa y se consultó la voluntad de acogerla y de darle continuidad. Fue voluntad unánime la de continuar el grupo con los siguientes énfasis: espacio para apoyarse y crecer espiritualmente, espacio para formular y desarrollar iniciativas de bienestar colectivo, espacio para fortalecernos en la vivencia de nuestras identidades. Se establecieron algunas disciplinas como: Separar en nuestras agendas anuales todos los últimos sábados de mes para el encuentro; éste será vespertino y no como un espacio de juerga y licor sino de ágape, palabra y reflexión, obviamente con toque lúdico. Cada uno aportará voluntariamente algo para compartir en la mesa común. Buscaremos que el encuentro no nos sea oneroso ni en desgaste de tiempo, de energías, de apariencias y de dinero. Acordamos, finalmente, que la próxima será el 26 de Mayo en este mismo espacio. Los primeros participantes fuimos: John Jairo Vélez, Rubén Muñoz, Fernando Barrera, John Velásquez, Germán Baumgratz, Ancízar Cadavid, Mauricio Correa, Oscar Peláez, Juan Fernando Cadavid, Antonio Jaramillo, Iván Darío Castrillón y Gonzalo Garcés”